Definitivamente no planearon sus padres que ella sería famosa porque no se llamaría Antje Utgaard, aunque con sus dos enormes tetas que creo que nos veremos forzados aprender a escribir su nombre sin buscar en google o el mismo buscador entienda que debe aprender a interpretar cuando la buscamos. Algún comodín como ‘tetas’ estaría bueno aplicar. En fin, ya el apellido es difícil y el nombre solo hace que todo se vaya a la mierda. Pero insistimos que en el asunto por sus dos hermosos senos, es el efecto que tienen dos glándulas mamarias en nosotros.

Su vida no es la gran cosa hasta ahora, apenas tienes 20 años y dice que es actriz además de modelo, tal vez ser la loba feroz en la secundaria cuenta como una carrera de actuación, pero lo que no se discute es que es modelo, porque el nuevo sensor de popularidad: Instagram lo dice. Con 1 millón de seguidores no cabe duda señores, es una modelo. Pero aquí sabemos que eso tampoco dice mucho en términos generales, porque muchas se quieren bañar eternamente de la gloria de las redes sociales y terminan aburriendo, hay precedentes, la historia no siempre miente.

Pero yo espero que esta chica empiece a pensar en grande, lo más grande que se puede y se dé un paseo por la mansión de conejitas para que vean todo el potencial de venta que pueda tener antes que se empiece a desinflar su fila de seguidores. Porque la competencia es dura y chicas hermosa llueven a diario en internet, pero no todas hace full frontal, y creo que sería genial verla completamente desnuda mostrando esas curvas, que deje claro que no todo es producción y Photoshop para que así pueda tener un lugar en nuestras fantasías sexuales todas las noches.

Más celebridades y modelos