Ver a Ivonne Montero desnuda en Playboy es lo mismo que a otra famosa mexicana, solo que esto es de abril de 2017 y es lo que se puede llamar material fresco. Sabemos que las mexicanas solo se desnudan en Playboy cuando creen que su carrera está por morir, Ivonne Montero no es la excepción de regla. Además sabemos que si el diseñador gráfico de la versión mexicana cobrara por cada retoque de foto, seria millonario. Ya es costumbre y todo lo sabemos, no es que sea muy diferente en otros países latinos, pero sabemos que las celebridades de ese país trasciendes las fronteras del mismo.

Por eso, aunque ella jamás haya salido cruzado la frontera, seguro tu madre o tu tía la conoce de alguna novela. Pero no creo que sea del todo malo, digo, es una ilusión lo que nos están vendiendo, que todo el mundo está dispuesto a aceptar pero ilusión al fin. Porque si es la primera vez que miras a esta señora, y te topas con sus fotos dirías que tiene unos 25 años, pero la realidad es más horrible que la ficción: esta mujer tiene 42 años de edad. Y eso señores, no se oculta con maquillaje.

Solo una buena retocada con Photoshop puede disfrazar lo que realmente capturo la cámara. Así que si nos ponemos a ver, la mujer que vemos es alguien completamente diferente a lo que es la persona en realidad. Un dulce y hermoso engaño muy bien planificado, pero que tampoco es que es el único aspecto de la vida donde esto sucede. Las hamburguesas en los comerciales también son un ejemplo de cómo compramos una cosa y recibimos otra.

Afortunadamente en este caso específico no estamos comprando nada, o al menos nada con dinero, así que yo creo que si hacemos como que si se ve ella exactamente como sale en las fotos, estaríamos pagos, porque tampoco es mucho esfuerzo. Total, también lo hacemos sin que no los pidan en muchas ocasiones, no cuesta nada.

Esta celebridad latina va de salida, por lo menos como bomba sexy, ya luego de esto lo que le espera es hacer papeles de madre, luego abuela y luego quien sabe. Pero entre todo yo me siento afortunado, algo especial perteneciente a grupo de selecto de esos que jamás han visto una novela, ninguna y menos latina. Aunque admito que he visto trozos de algunas donde han salido tetas, pero solo los clips de esas escenas.

En fin, creo que muchos adultos contemporáneos sentirán que se les hizo el mes con esta sesión, y me siento bien por ellos, porque están viendo a la mujer que siempre desearon esas tardes frente al televisor produciendo estrógeno con tanto drama y llanto frente a una novela. Pero el resto de nosotros, que somos más jóvenes y exigentes, solo vemos una vieja en el sentido argentino que se decidió a quitarse la ropa para una revista demasiado tarde.

Más celebridades y modelos