Nina Agdal es otra de esas bellezas de Dinamarca, ahí donde hacen cerveza tan embriagante como las ganas que tenemos de ver las tetas de Nina. Sabemos que ella trabaja exclusivamente para Sports Illustrated, por eso siempre vemos fotos bastante mediocres de su cuerpo que aún no explotado en su máxima capacidad.

Pero esa firma tiene millones de idiotas que compran una revista para ver como las chicas no se quitan la ropa. Y es algo que no entenderé nunca del todo pero la industria de la moda es una maquinaria publicitaria con tanto poder que puede idiotizar al mundo entero.

Pero tenemos que aceptar que queremos a Nina Agdal solo porque Leo la quiere, de no ser así, sería otra modelo apunto de tener 30 años con los dedos de los pies muy deformados por los tacones. Por eso creo que está en un punto donde debería repensar su vida y terminar de hacer desnudos mas explícitos, o retirarse para dedicarse a tener muchos mini DiCaprio que pueda amantar y así alargar un poco su tiempo con el ganador del Oscar.

Pero aunque me parezca que cuenta sus últimos días de carrera, ella está en Maxim. Eso es genial para ella porque entre las revistas que los latinos no hemos comprado jamás, la numero uno es esa. Así que aunque en el 2018 esta modelo sea parte de una historia lejana, hoy muchos zombis del Photoshop demostraran su amor con muchas eyaculaciones anónimas.

Más celebridades y modelos