Nicki Minaj es mi zorra favorita de Instagram, pero ahora lo hace en público y se le escapa un pezón a plena luz del día mientras todos miraban y tomaban fotos. Su pudor es igual que su talento y eso es bueno cuando eres una celebridad de Hollywood.

Porque tampoco es que necesites mucho para ser una celebridad, Nicki Minaj es la práctica que demuestra mi teoría. Y no digo que ella no sirva para nada, sirve para ver como una mujer vulgar y simple termina cantando en la televisión pública. Eso es un caso de estudio si es que eres de los que te gusta estudiar.

Pero sabemos que en estos días lo bizarro y extraño resulta atractivo, por lo menos por algunos días mientras es viral o tendencia. Luego ya nos olvidamos y pasamos al siguiente fenómeno. Y no es que no me gustaría llenar de semen las tetas de Nicki Minaj, es que tampoco creo que hacer tanto escándalo por un video clip llamado Anaconda solo porque una negra sale moviendo el culo. De esos hay cientos de miles en YouTube.

Pero la vida es así, y el morbo rige los sentidos siempre que una mujer quiera mover el culo. Que ciertamente es algo que ella sabe muy bien por eso explota al máximo sus seis kilos de grasa trasera antes que estos caigan por el efecto gravitacional que ejerce el núcleo de la tierra. Así que no juzguen a esta cantante, déjenme ese trabajo a mí que a fin de cuentas siempre seré el pervertido sin nada mejor que hacer que averiguar la vida de las famosas.

Aunque hay que admitir que había estado unos días calmada y sin hacer escándalo, pero también sabemos que esa tranquilidad no dura mucho y que una y otra vez lo volverá a hacer. Está en su naturaleza.

Más celebridades y modelos