Nadie sabe quién es Natalie Biehl a menos que la sigas en Instagram, porque ella simplemente es una modelo de esa red social que quiere abrirse paso entre el universo de tetas que hay en internet hoy en día. Su estrategia no es muy novedosa que digamos, más bien ancestral diría yo. Pero de la misma forma sabemos que históricamente ha funcionado. Ella es una belleza, no hay duda de eso y no quiero que me malentiendan. Es solo que necesito llenar el 20% de texto requerido para que esta entrada parezca interesante.

Ciertamente existen muchas chicas como Natalie Biehl, unas más desnudas que otras, unas más bellas que otras y si entiendes realmente el concepto de globalización y echas un ojo a Europa del este podrás notar que se pueden contar en cientos de miles y cuidado sino más. Pero ella está aquí por una razón: me topé con sus fotos. Pero lo que si es que tampoco se puede decir que es una modelo profesional, ya que debería vivir de eso para serlo y no es así. Básicamente puede ser camarera, bar tender o hasta una puta barata de alguna esquina. Nadie sabe. Pero hace lo que tiene que hacer para abrirse paso y lograr el sueño.

Pero por sobre todas las cosas esta chica es linda, o al menos así se ve en las fotos y obviamente no es una amateur. Así que en base a eso y el amor que tenemos por las tetas le damos ese voto de confianza y accedemos a mirar sus fotos con lujuria, con deseo y pensar guarradas asquerosas que avergonzarían al mismo Sade. Porque para eso estamos aquí, mientras nadie puede leer nuestros pensamientos, seguiremos entrando aquí.

Más celebridades y modelos