No ha llegado el 2018 y ya tenemos a Myla Dalbesio en topless para eso que llaman SI Swimsuit. Está en Aruba mostrando las tetas con un tutu negro dando vueltas en las rocas de la playa en topless mientras su atuendo gira con ella. Pero sus tetas parecen congeladas en el tiempo. Como si su peso y masa no permitiera que el movimiento le afectara para nada. Es tal vez un truco de fotografía o sus tetas obedecen sus propias reglas universales.

La verdad es que las imágenes están muy bien. Honestamente me gustaron mucho, pero más que todo por el estilo que va más allá de la chica tirada en la playa que no es afectada de ninguna forma por el sol estresante y cancerígeno de la playa. Pero esta vez vemos algo que nos recuerda la libertad. Nos hace pensar en cómo queremos que tenga Myla Dalbesio siempre sus pechos. Porque todos queremos que esas hermosas bolas de grasa estén siempre visibles y en libertad.

Pero también tengo que decir que veo algo que no me está gustando. Ciertamente todo el afán que tenemos de perseguir a esta chica virtualmente hablando se debe a que su talla es diferente. Ciertamente es un eufemismo para decir que es gorda comparada con otras modelos. Y uso la palabra eufemismo porque es una forma de disfrazar algo malo y suavizarlo, como si ser gorda fuera algo malo. Y si, si lo es y por eso es que nos gusta. Si fuera bueno y socialmente aceptable no nos gusta.

Pero en estas imágenes veo que no ya tiene tanta carne como hace poco que publique algo de ella. Creo que está bajando de peso y eso no me gusta para nada. No digo que ya no la quiero, pero si me preocupa su peso, creo que debería seguir comiendo como lo hacía antes. Así que si alguien puede hacerle llegar el mensaje, que por favor le comunique mi sentir. ¡Gracias!

Más celebridades y modelos