Ir a un dia de campo en la cabaña del abuelo se torna completamente diferente si vamos con la modelo Julia Decker y ella decide pasearse con tetas al aire y con una pantaleta blanca casi transparente. No importa lo que ella diga o haga, siempre que esté mostrando sus tetas nuestra cabeza sentirá los efecto de la mejor droga que existe. Todo el contexto de un dia en la cabaña del lago cambia, solo agregamos un elemento y el producto es otro completamente. Y es simplemente porque sus senos son grandes y naturales.

Muchos llegaron incluso a hablar sobre filosofía y hasta proporciones perfectas. Yo digo que es mierda, no necesitas perfección cuando tienes una chica con los pechos afuera paseando en una casa. Eso supera todo. No importa si esta chica es fea, nuestro cerebro se apaga y solo queda encendida la neurona del placer. Es lo único que vamos a sentir en ese momento. O por lo menos así reaccionaría yo. Digo que si se trata de Julia Decker todo toma un nivel un poco fantasioso, eso porque no cualquier mortal sin dinero puede darse el lujo de tener un abuelo con una cabaña en el bosque. Por ende seria mas dificil conseguir la chica con la misma belleza de esta modelo.

Pero también creo que hasta una tienda de campaña en el patio de tu casa sirve, si puedes conseguir quien sea que te quiera mostrar sus senos. Da igual, lo demás son detalles que nuestro cerebro no notara. Solo importa que estés solo y ella haya nacido mujer y no sea de látex. Pienso que es una de las fantasias mas explotadas en los años noventa y ochenta por las películas de terror. Por eso mismo aseguro que funciona, ya ha sido probado ampliamente y es la única razón porque la que seguimos viendo esas películas con mal argumento y monstruos mal maquillados que ni en cien años veríamos si no incluyera chicas sexys.

Más celebridades y modelos