Joanna Krupa es patética, otra modelo que quiere mantener la atención del mundo regalando fotos de cinco en cinco. Pero hay que entender que se hicieron famosas por ser unas zorritas calientes, así que de neuronas no esperemos mucho. Aunque tú seguramente la conoces por Instagram, ya está un poco vieja, de hecho mucho antes de esa red social ya ella intentaba venderle al mundo algo que todavía no queda claro.

Así que según las directrices de belleza del marketing del modelaje, esta pasada de edad, por eso es que está en sus últimos chances para encontrar la teta de la vaca y exprimir toda la leche posible. Tal vez por eso lanza en diciembre de 2016 las primeras cinco fotos y luego dos meses después no da las otras cinco… ¡espero no pasar el año entero hablando de las mismas fotos!

No hace mucho esta rubia se consiguió un mecenas que la incluyo en la televisión para terminar todo en una historia de realitys tan aburrida como todas las demás. Pero ese tren se fue para Krupa y por eso vuelve a pararse frente a la cámara esperando que el Photoshop consiga lo que su cuerpo arrugado ya no hará.

Pero aunque siempre veremos sus fotos desnudas, debemos dejar aquí una nota importante para tomar en cuanta en el futuro (espero muy cercano): mostrar el coño para que no perdamos el interés más de lo que ya lo hemos perdido.

Más celebridades y modelos