Joanna Krupa llego a la edad de la ridiculez y por eso se hizo un bodypaint para que todos dejemos de comer carne. Ella sabe que está en el final de su vida feliz, y luego de haber vivido unos 30 años plenos de mucha carne, sexo, drogas y alcohol, quiere que los jóvenes tengamos una vida aburrida y sin proteína animal. Lo que ella quiere exactamente es que estemos muy deprimidos y como un ciervo comiendo puro pasto y así sentir lo mismo que ella siente al ver que esta vieja y nadie quiere follarla.

Es algo común en algunos ancianos que no entienden que su momento pasó. O que no quieren aceptar que ya no tiene la hermosa edad de la juventud y quieren que todos estén tristes por eso como ellos. En cambio hay otros que lo asumen con seriedad y siguen viviendo el sueño. Como Hugh Hefner quien seguramente ahora mismo será el presidente ejecutivo del paraíso en el cielo.

Ya todos sabemos que PETA son las siglas de personas mal folladas del mundo organizadas para cagarle la boca al resto del mundo. Por eso no debería ser extraño que termine ahí nuestra querida Joanna Krupa quien últimamente ve como su fila para follarla se diluyo como el humo.

Pero yo seguiré dándole el mismo consejo que le he dado en varias ocasiones pero que ella se niega a escuchar. Y es que debe bajar sus estándares a un nivel más realista. Algo como un pervertido de internet sin dinero y con el cuerpo de una vaca sudorosa y seguramente su gloria volverá.

Si en algún momento lo considera yo estaré primero en la fila, reúno los requisitos a la perfección. Animo Joanna que aunque tu vagina ya no lubrique como antes, existen métodos artificiales para mejorar eso. Recuerda, la ciencia es tu amiga.

Más celebridades y modelos