Ya casi son diez años los que lleva Holly Peers mostrando sus tetas y no nos cansamos de verlas, sus topless siguen iguales, las mismas; misma modelo, pero cada vez que se saca una saltamos todos de la emoción corriendo a buscar las fotos. No pretendo explicar porque pasa eso, porque es más satisfactorio dejarse llevar por el impulso que nos hace querer ser amantados por esas grandes glándulas mamarias. Tal vez sea algún complejo de Edipo sufrido por las masas, pero es delicioso pensar en eso.

Holly Peers es otro cliente fijo de Page 3 Magazine, sale semanalmente y creo que esta vez no estoy exagerando al respeto, entre otras muy nulas y algunas también famosas, pero creo que ella está entre las que más fanáticos arrastra y es una de las razones por la que estamos hablando de esa revista, porque de lo contrario nadie sabría que carajos es Page 3. Que lo tendrían merecido, ¡la verdad! Porque si no tienes un poco de imaginación para colocarle el nombre a tu revista digital, te mereces morir antes de nacer. Como sea aquí tenemos dos tetas inglesas bien grande, y tenemos que celebrar eso.

No puedo ver el futuro pero si tengo la certeza de que aquí estaremos hablando de ella nuevamente porque como dije, a cada rato saca sus dos bellezas a pasear y ser fotografiadas, así que lo menos que podemos esperar (al menos que el armagedon caiga mañana), es que siga haciendo lo que sabe hacer y nosotros actuaremos en consecuencia. Yo no te voy a decir que la ames, pero recuerda que es de esas facilonas que siempre están dispuestas en momento de urgencia son de gran utilidad, así que lánzale un beso a Holly Peers e imagina que cae en sus pezones y ella sonríe mientras se toca el coño como señal de agradecimiento.

Más celebridades y modelos