Les dije que la historia de Claudia Thompson continuaría con más fotos mostrando sus tetas, esta belleza es más que una linda modelo, es una belleza rubia que merece un altar en alguna plaza para rendir culto a su belleza.

O bien un templo como con las Diosas del Olimpo. Estuve muy excitado en todos los sentidos cuando publique la primera entrada de Claudia Thompson, es porque realmente me impresiono tanta belleza y que su cuerpo se mantenga natural. Me refiero a no estar modificado por exceso de ejercicios o cirugías que es lo típico hoy en día.

Pero también por sus rasgos faciales. Me parece que es una rubia hermosa, además de ese rostro inocente, sus ojos grandes y azules. Es como un cliché de Lolita legalmente follable. Ciertamente seguimos sin saber mucho sobre ella. Su nacionalidad sigue siendo un misterio, además de la agencia que la representa.

Pero todo eso sigue siendo intrascendente, porque la tenemos aquí con sus tetas por delante y eso ya nos dice bastante de ella. Las fotos anteriores me dejaron esa sensación de que iba seguir quitándose la ropa, y no me equivoque solo por esta vez. Pero no se acostumbren que eso no pasa seguido.

Ciertamente el camino con ella apenas empieza, este es el segundo capítulo y rugo a los dioses del porno que sean muchos más. Más larga que las temporadas de Lost si es posible. Así que sin temor a equivocarme y creyendo que aquí es bien recibida como yo la reseño, seguiré haciendo el trabajo de campo para ampliar nuestra colección de esta belleza.

Y si ella quiere en un futuro puede usar su categoría como su propio portafolio. Total, creo que ni su propia madre habla tan bien de ella como lo hago yo. Y miren que ni siquiera la conozco, si pudiera acercarme a ella imaginen todo lo que pudiera escribir.

Más celebridades y modelos