Una modelo como Carleen Laronn provoca verla desnuda, no importa que sean en blanco y negro las fotos o que tengas que pagar para verla, lo importante es que esta modelo representa lo que recibes cuando compras, no importa el tamaño de la hamburguesa en la publicidad, ella es la que recibes en la mesa.

Me refiero a que sabemos que toda publicidad es engañosa, por esa razón se llama publicidad, de lo contrario se llamaría realidad. Y cuando ves los comerciales de McDonald’s las hamburguesas lucen completamente diferentes a como son realmente. Es decir, lo que vemos es muy diferente a lo que compramos. Pero nos vamos felices por el opio que tienen las papas fritas.

Pero Carleen Laronn es la mujer que recibirás luego de comprar una súper modelo, es como la chica con la que te puedes casar o hacerle 10 hijos si no eres un europeo depresivo. Pero más importante que cualquier otra cosa es que se trata de un desnudo honesto. No niego que haya retoques aquí en esta sesión para PSM Magazine, sería como negar la decadencia de Los Simpson, pero si vemos a una chica sencilla y que aun así sigue siendo hermosa.

Tan hermosa que nadie puede negar que está lejos del alcance de todos los que leemos y escribimos aquí. Lo digo así porque mientras más rápido aceptes que terminaras con la gorda divorciada con tres hijos que siempre te dio asco, es mejor para ti. Pero si te toca esta modelo seria el premio mayor, serias un ganador así ella tenga que pagar dotas las facturas, habrás triunfado en la vida y seguramente ya no leerás por estos lados.

A mí personalmente me gusta ver chicas como esta, naturales y sencillas, sin tantos arreglos y que la que ves en las imágenes es muy parecida a la que terminas viendo en la calle, porque es más fácil aceptar que debes conformarte cuando sabes que compras baratijas a cuando crees que estas comprando artículos de lujo y al reverso dicen Made in China.

Más celebridades y modelos