No sé qué tan acertado es ponerle el título de modelo a Berit Birkeland, lo que sí puedo decir es que cada vez que se desnude yo estaré dispuesto a verla. Pero básicamente lo que hace es quitarse la ropa y pararse frente la cámara, no hace nada más que se pueda decir que implica algún esfuerzo como para que esto se merezca ser llamado profesión.

Tal vez es solo una chica con exceso de auto estima que se siente bien con su cuerpo y quiere que los demás lo perciban, así que se pone delante de cualquiera que tenga una cámara y saca sus tetas para que ser admirada. De esos fenómenos tenemos mucho en internet hoy en día y hasta debería tener un nombre para ahorrarnos algunos caracteres a los que publicamos sus fotos.

Aunque creo que ella es encantadora y me sabe a mierda si lo hace por dinero, amor o retraso mental. Lo único que me importa es ver esas mini tetas asomando sus pezones e imaginar que luego de volverse alcohólica termine prostituyéndose y sea ese el momento para yo sacar provecho con unos cuantos dólares.

Porque básicamente cuando miras esas famosas que duran años siendo deseadas pero nunca enseñaron la mitad de un pezón, te das cuenta que la realidad es que debemos apreciar a estas desconocidas que no necesitan que roguemos por sus desnudos. Es mejor una chica fácil y sencilla que una súper famosa vieja y pretenciosa.

Más celebridades y modelos