En mi clase de geografía de hoy descubrí que Letonia es un país, gracias a Beate Muska y sus desnudos para una marca que a nadie le importa. Es mi forma de aprender sobre el mundo y su cultura, porque dice mucho la forma como se quitan la ropa las chicas de un país para conocer sus costumbres. También aprendí que es muy difícil pronunciar el gentilicio de ese país y además queda muy lejos de cualquier parte.

Aunque la más importante de la clase de hoy es que una chica joven salta al mundo del erotismo con su cuerpo descubierto y una social fascinación por ser seguida, ya que en su Instagram pude ver que constantemente suelta esa mirada de oferta oral que todos conocemos en una chica, y que sabemos que es solo publicidad engañosa. Pero así es todo en este negocio y ya somos inmunes, solo tomamos lo que sirve y nos bloqueamos con las ofertas de alargamiento que aunque nuestro corazón quiere que hagamos clic, nuestra cabeza nos dice que nos retiremos mientras vamos ganando.

Pero creo que hay un punto a favor de una modelo que sabe que no sabemos nada de ella y lo único que nos interesa es su cuerpo, y aun así ella misma nos regala fotos de su delicada piel y sin pedir nada a cambio de forma evidente. Aunque en el fondo sabemos que nada en esta vida es gratis, igual corremos el riesgo. Sangre nueva, cuerpo nuevo, belleza nueva. Bienvenida Beate Muska y gracias por alegrarnos el día hoy.

Más celebridades y modelos