En una familia moderna debe haber una joven zorrita y fea como Ariel Winter quien necesita ser sexualizada de cualquier forma y hacer escándalos públicos mostrando sus colgantes nalgas saliendo de sus shorts es una forma básica y fácil para hacerse deseable.

Ciertamente todo sabemos que ella era una joven tierna y dulce en Modern Family en aquellos tiempos, pero las hormonas hacen que las chicas se aloquen un poco y al no tener el cuerpo y belleza de otras celebridades, ella necesitó una estrategia diferente para que la quieran follar.

Porque si lo piensan bien, toda celebridad quiere eso, ser deseada por el mundo, el Oscar o el Grammy vale verga, que todos quieran follarla para luego ellas decir que no quieren y dejar a todos con las ganas. Para después hacerse viejas mal folladas y terminar en África o China adoptando huérfanos para sentir que alguien está agradecido de su presencia.

Pero Ariel Winter no llega a ese punto aun, ella todavía intenta hacerse deseable, por eso en los últimos meses ha hecho todo lo posible para que todos se fijen en su trasero, un culo flácido y escurrido pero a fin de cuentas es el culo de una famosa de 19 años y eso tiene su atractivo.

Pero es como otra chica de secundaria que quiere llamar la atención, otra joven a quien su padre no le dio esa seguridad necesaria como mujer y ella busca vengarse pareciendo una stripper vaquera de un casino en Las Vegas, con la pequeña diferencia que posiblemente Ariel Winter jamás ha pisado una secundaria y en Las Vegas ella contrata las strippers.

Ciertamente algún psicólogo justificara su exhibicionismo con algún trauma infantil y lo duro que es ser para una celebridad adolecente y bla bla bla. Pero siempre seguirá siendo pura mierda indulgente, basura justificativa. No veo tragedia en eso, que intenten vivir en un país subdesarrollado con 10$ al mes y verán que sus vidas son flores del jardín del Edén.

Más celebridades y modelos