Abigail Ratchford llego de Pensilvania a conquistar el mundo, empezó por un jugador de la NBA y ahora va por el resto, desde Instagram que usa como su cuartel de operaciones. Su plan: subir fotos ardientes mostrando su figura y volvernos locos a todos con tanto erotismo. Creo que no es la primera en intentarlo, y no digo que no funcione, solo que la competencia en ese nicho es cruel y despiadada.

Pero debemos entender que básicamente solo existen dos razones por la cuales estamos hablando de la modelo que no ha parado de salir en los medios de comunicación desde el año pasado: sus tetas y el grandioso culo que tiene. Lo demás es solo salseo al más alto nivel. No es que importe mucho tampoco siempre que estemos viendo chicas como ella exhibir su cuerpo en nombre de algo que no entendemos.

Además, si somos honestos con nosotros mismos esto termina siendo un negocio ganar – ganar. Dado que ella consigue fama, dinero y algo de lujos gratis entre campañas y viajes. Nosotros, por otra parte tenemos mujeres en abundancia para admirar todos los días y para todos los gatos. Así que si pensantes que los milenicos eran unos pobres chicos que nacieron en una época triste y sin romance, te equivocas, nacieron en el mejor momento de la historia humana. ¿O te fue tan fácil ver tu primera teta como lo es hoy en día?

Más celebridades y modelos